Archivo mensual: junio 2011

El esfuerzo

Sirvan este video para alimentar los sueños.

El esfuerzo supone sacrificio. No es fácil. Cuando  quieres una cosa, se sabe de antemano, que va a suponer un desgaste por tu parte. Parece que en esta vida nada es gratis, todo cuesta. Si tienes una idea buena, tienes que esforzarte por acercarla a las coordenadas del mundo real. Si quieres terminar una carrera, tienes que esforzarte muchas horas delante de libros y apuntes que no siempre parece que enseñen mucho. Si quieres compartir vida con esa persona que has conocido y es especial para ti, tienes que esforzarte para ser tú mismo y que las emociones no te traicionen. Si quieres sentirte realizado en tú trabajo, tienes que esforzarte por hacer en cada momento las cosas que corresponden. Si quieres llevar a cabo eso que tanto sueñas, tienes que tener el valor de arriesgar en un mundo donde la comodidad, a veces, es nuestra peor enemiga.

El esfuerzo es la sangre que necesita nuestra vida para sacar adelante aquello que queremos conseguir. La vida de la persona disciplinada está llena de éxitos, aunque esa disciplina no sea para lo cotidiano, aunque esa disciplina no sea para la rutina, aunque esa disciplina sea para conseguir saltar las murallas interiores que nos encierran en celdas vitales de las que no salimos, aunque sí queremos y sí podemos, pero que nunca lo hacemos.

Es posible que nos tropecemos una y otra vez, es posible que veamos lejos la consecución de nuestro proyecto, pero el esfuerzo es el mejor aliado para conseguir aquello que nos proponemos. Cada paso, cada reto, es un avance hacia la coronación personal de ti mismo.

La persona que consigue hacer un pacto con el esfuerzo, firma un contrato vital de éxito.

Anuncios