Archivo mensual: julio 2011

Fidelidad

Sirva este video para reflexionar sobre la importancia de cuidar y alimentar los buenos sentimientos hacia las personas que queremos.

Muchas veces los mismos pasos que nos llevan a los mismos lugares para encontrarnos con las mismas gentes que nos hablan de las mismas cosas, hacen que la pasión del segundo que vivimos desfallezca en el vacio de la inercia. Las relaciones personales no sólo se constituyen de pactos generados por contratos verbales o costumbres adquiridas con el paso del tiempo. Los corazones que alimentan nuestras vidas y dan fondo y forma a nuestros sentimientos, necesitan de esos argumentos que sólo transmiten las miradas de cariño o los silencios confidentes. Necesitamos ver más allá de coraza de la cotidianidad para volver a descubrir aquello que una vez nos hizo optar.

La fidelidad no es una condena, es una elección frente al mundo de posibilidades que existe a nuestro alrededor. La fidelidad no es una pesada carga, sino la ligereza de saber que estás en lo que quieres, con quien quieres y porque quieres. La fidelidad no cierra el futuro, sino que abre multitud de caminos para poder disfrutarla en cuerpo y alma y sentir que la felicidad está en la elección de cada paso.La fidelidad no es fácil de vivir, pero no hay camino fácil que lleve a ningún sitio que merezca la pena. Yo no quiero que en mi vida hayan facilidades, sino posibilidades de luchar por aquello que quiero, posibilidades de compartir vida con aquella persona que amo, posibilidades de entregarme a causas en las que creo, posibilidades para serme fiel.

Como decía Ortega y Gasset, ‘La fidelidad es la confianza erigida en norma’.

Crea

Sirva esta palabra para dar el aliento que
necesita nuestra alma para volar por el mundo con los pies en el suelo.

Nuestra vida no esta hecha. Esta frase que
parece tan retórica fruto del sentido profundo de la experiencia, a veces nos bloquea cuando vemos cumplir objetivos diarios que llegan a formar parte de la rutina que nos abriga. Pero el hecho de realizar tareas en el pasado no quiere decir que sea una cadena perpetua futura para cumplir el resto de nuestros días.

La capacidad de creación humana es increíble.
Somos capaces de hacer cosas que nunca hubiéramos pensado, y sólo hace falta
mirar a nuestro alrededor para ver elementos que parecían imposibles de
realizarse hace unos años y ahora creemos que la vida sin ellos sería imposible,
pero así es, SOMOS CREADORES, podemos crear, podemos generar cosas que no existen, podemos elaborar nuestros sueños con hilo de realidad, podemos darle la vuelta a nuestras vidas si vemos que no nos satisface, podemos dar un salto al vacío y emprender proyectos ilusionantes que, a pesar de no conocer el
resultado final, seguro que nos regalarán experiencias de crecimiento. Podemos
hacer que el futuro no sea una palabra incierta que asuste por las brumas de
ignorancia que nos azuzan, y que se convierta en esa hoja en blanco que
esperábamos para poder empezar de nuevo a soltar todo el talento que tenemos,
todas las ilusiones que nos acompañan, todos los retos que siempre se quedaron
‘para más tarde’, todo aquello que siempre hemos querido hacer. ¿Qué nos lo
impide?, ¿Quién nos lo impide?, ¿Seguro que son tan altas las murallas como
para no poder saltarlas?, ¿Seguro que son tan fuertes los enemigos que no nos
dejan dar ese paso tan deseado?.

No lo dudes, Hazlo, Construye, Crea.

Las cosas pequeñas

Sirva esta canción para ubicar nuestras coordenadas  hacia los pequeños detalles que hacen la vida plena.

Dicen que los grandes momentos de nuestra vida no existirían si no fuese por los pequeños detalles que los alimentan. La mayor parte de nuestra vida no está fundamentada en grandes eventos, en espectáculos grandiosos que marcan épocas vitales, sino que la mayor parte del tiempo vivido, lo acompañamos de pequeños momentos que dan una melodía especial al ritmo de cada uno. Aunque nuestros ojos sólo quieran preferenciar los fuegos artificiales de jornadas grandiosas, nuestro corazón sólo se alimenta de esas personas que te hacen sonreir sin saber porqué, que te hacen sentir especial con sólo un gesto, que trasmiten paz y serenidad en la tempestad de cada día, que te hace creer y madurar con sólo sentir su vibración cerca….nuestro corazón quiere detalles como esos atardeceres que te hacen olvidar que el tiempo pasa y no vuelve atrás, que la vida es ésta y hay que disfrutar, reir, soñar, luchar, arriesgar,…..pide esos abrazos con gente especial que une corazones para toda la vida,   esas conversaciones que hacen florecer en ti deseos de proyectar un futuro con sentido, esas miradas profundas que tocan la esencia de uno y lo desnudan de armaduras absurdas,  esos paseos mirando las estrellas y dando gracias a Dios por poder estar en ese momento ahí, respirando, observando, palpitando, sintiendo…

Pequeños detalles sin pompas ni oropeles, sin aplausos ni espectadores, sin vigilancia ni farándula. Pequeños detalles que quieren seguir respirando la humildad de ser pequeño, pero la importancia de ser esencial. Pequeños detalles que regalan una vida con sentido. Las cosas pequeñitas endulzan una vida grandiosa.