Archivo mensual: noviembre 2011

Emprender

El futuro se presenta difuso, con niebla, con poca claridad. Es cierto que nuestra ilusión por hacer cosas nos da luz frente a un camino que no tiene determinado el recorrido que lo delimitará. Muchas veces no son las condiciones las que nos limitan a la hora de empezar a caminar, es el miedo lo que nos ata a un pasado que no queremos de compañero pero que nos retiene como rehén por un miedo inteligible que se genera en nuestro mundo de las ideas.

Emprender no significa ganar necesariamente. Emprender no significa asegurar ni conseguir. Emprender significa arriesgar, significa probabilidad, significa adrenalina, significa ilusión, empeño, perseverancia. Emprender significa futuro, significa progresar, madurar, aprender. Para emprender no se puede ver pasar los minutos sentados esperando algo que nunca va a llegar. Para emprender hay que levantarse de donde estamos, salir del rincón donde el miedo nos tiene retenidos, aventurarse a buscar las mejores opciones para conseguir lo propuesto.

No esperemos que el futuro nos consiga aquello que nosotros podamos hacer. Tengamos confianza en nuestras posibilidades y descubramos lo que el mundo nos quiere mostrar.

(El águila reposa serenamente sobre la débil rama, porque confía plenamente en la fuerza de sus alas)

Anuncios

Compromiso

Sirva para entender nuestra relación con el mundo

Son los pasos que realizamos en esta vida los que nos van comprometiendo en ella. El mero hecho de ESTAR en el mundo, supone el compromiso de cuidar y madurar esa vida que se nos ha dado. Pero cada etapa de la vida nos va comprometiendo más con ella de tal forma que nuestra relación con el mundo se basa en contratos de facto o morales que nos obligan a luchar por aquello que queremos conseguir. Ahora bien, un requisito imprescindible para el compromiso es el esfuerzo, pero cuando tenemos claro el fin y el medio, la herramienta del esfuerza no supone ningún problema.

Establecemos compromiso afectivo con nuestra familia; la cuidamos, la protegemos, la ‘alimentamos’ con nuestras vivencias cotidianas,etc…

Establecemos compromiso con nuestros amigos; mantenemos la relación con ellos en base a una atracción empática que nos permite complementar nuestra vida de forma sustancial.

Establecemos compromiso con nuestros sueños; generamos las rutas posibles que nos permitan llegar a la satisfacción de acariciar aquello que deseamos.

Establecemos compromisos con nuestra pareja; elegimos convivir en base a la dualidad afectiva de dos vidas que se funden en una.

Establecemos compromisos con nuestras ideas y valores; tratamos de defender y propagar  aquello que consideramos mejor para el ser humano y así comprometernos mejor con los ellos

Son muchos los compromisos que la vida nos presenta y depende de nosotros la consecución real de todos ellos. El compromiso es un camino de vida que descarta otros, eso supone, a veces, dolor, pero el compromiso quiere de compañero al esfuerzo. Es una elección en base a la realización personal y maduración propia. Es el inicio de una aventura que no sabemos dónde nos llevará pero sí sabemos que nos proporcionará riqueza personal. Ser consciente del compromiso supone arriesgar por aquello con consideras bueno. Ese ‘ser consciente’ es un regalo que no se puede desaprovechar. Comprométete, esfuérzate!.

Tropiezos

Sirva este video para sacar provecho del fracaso

Saber aprender de las cosas que nos ocurren en la vida es un premio que no todos saben apreciar. Las condiciones que nos rodean, en un porcentaje alto, no las hemos elegido nosotros, sin embargo nos condicionan igual que al resto. Cuando pretendemos hacer algo y choca con la realidad, algunas veces sentimos la desolación de un sueño que nos abandona. No conozco a nadie al que siempre le haya salido todo bien. La realidad es caprichosa y mandona. Algunas cosas las podremos negociar y si somos muy preseverantes quizá consigamos nuestros objetivos, pero lo que está claro es que la cara oculta, pero real, del éxito, es el fracaso y tenemos que aceptarlo. Tenemos que aprender a aprender de todas las circunstancias de la vida.

Recuerdos

 

Sirva para recordar la historia que nos hace ser lo que somos.

Dijo Ortega y Gasset que nosotros, los humanos, tenemos historia mientras que los animales tenían naturaleza. Nosotros tenemos un pasado que nos permite vernos en perspectiva, que nos permite explicar muchos ademanes familiares que nos determinan en un rumbo vital que no surge cuando nosotros nacemos. Tener la capacidad de recordar es un regalo único. Nosotros SOMOS pero también ESTAMOS. ‘Estar’ significa ubicarse en un lugar, apoyarse en algo para poder ‘ser’. ‘Estar’ significa fundirse con un pasado que nos da luz sobre el presente.

Hoy es día de recuerdos. Recuerdos que nos acompañan en nuestro caminar, que nos animan en nuestro desanimo, que nos ilusionan en nuestros retos, que nos contienen en nuestras locuras, que nos ubican en la zozobra, que nos guían para definir la entidad que somos y la que queremos ser. Dejar caer en el saco del olvido los recuerdos que nos conforman es perder parte de la historia que nos hace únicos, irrepetibles.

Hoy observar el pasado era mirar los rostros perpetuos que se quedaron en un tiempo único. Sirvan estas palabras lanzadas al viento como recuerdo emotivo de todos aquellos que una vez pisaron estos caminos y ahora cuidan de nuestras almas desde la eterna distancia.