Querido Mandela

Sirvan estás palabras para recordarte, presidente.

Querido Mandela,

Horas después de escuchar que has emprendido el camino de la vida eterna, quiero escribirte unas palabras que acompañan un sentimiento profundo hacia tu figura, persona y legado.

Madiba, prometo recordar siempre tu sonrisa. Una sonrisa que limó asperezas entre conflictos viciados por gentes que sólo buscaba un beneficio individual. Una sonrisa que acercaba ideales, fortalecía esperanzas y construía pactos de concordia.

Prometo recordar tu constancia. Nos enseñaste que las cosas requieren su esfuerzo y dedicación. Que las dificultades no se vencen en cortos plazos ni en tiempos de consolación, sino que requieren muchos momentos de diálogo, muchas negociaciones con personas que no quieren ceder y tiempos que parecen perdidos, pero que, a la larga, demuestran que fueron el cultivo necesario para recoger un fruto deseado.

Prometo recordar tu humanidad. Nunca pensé que cuando saliste de Robben Island lo primero que quisiste hacer fuera hablar con aquellos que te privaron de libertad. Olvidaste el rencor y el odio para recordar el perdón y la esperanza. Con el número de preso 466 durante 18 años en una celda de 4 metros cuadrados no derrumbó tu aspiración por construir una Sudáfrica unida, fuerte, de todos.

Prometo no olvidar tu sentido del humor. Las personas necesitamos recordar que las cosas son lo que son y la mucha o poca importancia que tenga se lo otorgamos nosotros. El sentido del humor rebaja tensiones, acerca espíritus y facilita conversaciones. Conseguirte hablar con todos, que te escucharan muchos y ganarte la confianza de un país que creyó en tus palabras.

Las distancias entre las ideas sólo se acercan cuando los corazones entienden que la vida encarnada sólo pide respeto, comprensión y libertad. Tú, Madiba, conseguirte convencer al mundo que sólo desde la tolerancia podemos vivir en paz.

Allá donde estés ahora (seguro que esbozando esa sonrisa cercana, segura y cariñosa) quiero decirte que prometo no olvidarte nunca, prometo tenerte presente en la búsqueda de la concordia política para la sociedad civil, prometo mantener el sentido del humor en los momentos difíciles, prometo asumir el reto difícil de luchar para aunar voluntades y conseguir la paz allí donde esté.

Sólo te pido que sigas siendo luz para una humanidad que hoy está un poco más oscurecida por tu marcha.

Gracias Madiba, gracias Khulu.

 

 

Anuncios

Una respuesta a “Querido Mandela

  1. Un bonito recordatorio para el grande de los grandes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s