Espacios verdes de concordia

Sirva para reflexionar sobre los puntos que nos unen

‘Es mucho más lo que nos une que lo que nos separa’. Imagino que la gente es consciente de esta realidad, pero las presiones de conveniencia, los intereses oscuros o los egos de vana-gloria buscan más las pequeñas diferencias que nos alejan que las grandes cercanías que nos unen.

Es enriquecedor ver una sociedad civil que comparte sus diferentes puntos de vista desde la cordialidad, el diálogo razonador y la búsqueda de pretensión de verdad con un carácter humilde. En la actualidad vemos que grupos de personas se integran en partidos políticos u organizaciones sociales para acentuar las disputas entre las diferentes formas de pensar. La diversidad no es mala, pero los extremos que se hablan sin respetar, se oyen sin escuchar y se miran sin observar, desvirtúan la riqueza de una arcoíris de pensamiento que es nuestro mayor baluarte como sociedad que formamos.

Las circunstancias han marcado un ritmo en nuestra cultura que determina el ‘cómo’ debemos de relacionarnos. En el modo de proceder actual existe una búsqueda de fortines ideológicos en los que se trata de reafirmar ciertas glorias pasadas que más bien acaban separando a los miembros de la comunidad social que nos constituye . En un mundo en el que las fronteras van cayendo y las gentes van conquistando derechos que nos igualan y libertades que nos identifican, algunos, siguen poniendo fronteras por unos planteamientos ideológicos llevados más con el vigor de los instintos que con el rigor de la razón.

Hoy en día necesitamos recuperar (o crear) ‘espacios verdes de concordia’. Lugares comunes que nos unan y reafirmen como miembros de una sociedad civil que necesita bajar las armas de separación y alzar las voces de la unión. Las crisis, a lo largo de la historia, han servido para tocar el fondo de unas inercias que no eran buenas, es por ello que, desde ese fondo en el que nos encontramos, debemos buscar lugares de oxigenación política, de mínimos comunes y de diálogo enriquecedor en la diversidad.

Los espacios verdes de concordia no buscan el beneficio propio sino el bien común, no buscan el ‘carrerismo’ cruel sino la posición de justicia para todos, no buscan el ‘falso’ privilegio del corto plazo sino la argumentación lógica atemporal, no busca un campo de batalla dialéctica sino un hilo conductor a varias voces pero que pretenda la verdad, no busca desvirtuar el significado de las palabras sino darles sentido y dirección, no busca una foto para la historia sino un rinconcito en la historia para generar libertad y reivindicar derechos,….es la búsqueda común del deseado ‘bien común’.

Cuando los egos se oculten, la humildad aparezca, la verdad se pretenda y la libertad se disfrute, los ‘espacios verdes de concordia’ ayudarán a oxigenar el debate constructivo para una sociedad más libre, igual y justa.

No es un utopía. Nosotros ya hemos empezado…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s