La vida

¿Cómo reaccionaríamos si supiésemos que nos vamos a morir en menos de una año?, ¿Con quién nos gustaría estar?, ¿A qué dedicaríamos el tiempo?, ¿Qué cosas nos quedan por hacer?, ¿Qué valor adquirirían las cosas materiales?, ¿Tenemos miedo a la muerte?, ¿Por qué?, ¿Haríamos revisión de nuestra vida?, ¿Cómo la vemos ahora?, ¿Nos gusta el ritmo de vida que llevamos?, ¿Qué lección nos da la muerte?.

 

La vida es un regalo que se nos ha dado. Es el mayor premio del que jamás vamos a disfrutar porque sin ella no hay nada. Esto que parece tan obvio, lo solemos obviar a menudo. Nuestra forma de construir las situaciones que vivimos nos hace creer que somos los generadores de la vida, pero,entre otras cosas, la enfermedad nos recuerda que sólo somos un eslabón más en la cadena evolutiva, que no somos perfectos y que nuestro origen animal se debe a un proceso más en la ciclo de la vida. Morir es el último detalle de la vida, es la última disposición frente al regalo que un vez nuestros padres nos facilitaron. Cuando la muerte se acerca, nuestra percepción del mundo se modifica, la idea de disfrutar del futuro se desvanece en un presente que se termina.

Las obligaciones que adquirimos en nuestro camino de vida no nos permiten pensar en la muerte como algo que nos pueda suceder de una forma inmediata. Necesitamos pensar que tenemos futuro, que nuestro esfuerzo tiene algún sentido, que existe un ‘largo plazo’ en el que mi estrategia de vida me permitirá conseguir las cosas por las que lucho. Necesito pensar que el segundo siguiente me traerá el oxígeno necesario para poder respirar y así seguir sintiendo el paso del tiempo. Necesito creer que el tiempo no para nunca y, a pesar de que algún día mi vida llegará a su término, ahora puedo disfrutar del momento. Necesito pensar que la vida tiene algún sentido y que las cosas malas que me suceden tendrán su fin y será entonces cuando vendrá el tan ansiado momento por conseguir la felicidad. Necesito pensar que la vida me dará un respiro y el futuro que no existe ahora, existirá y me concederá la posibilidad de realizarme como persona y sentir que mi paso por esta vida ha servido para algo.

Aprovechar la vida significa ser capaz de observar lo que ocurre a nuestro alrededor, pensar como queremos vivirlo y entregar los sentimientos que nuestro corazón ha guardado para esa ocasión.

Aprovecha la vida.

Anuncios

2 Respuestas a “La vida

  1. Te veo especialmente lúcido para desmenuzar la realidad y muy capaz para describirla por escrito. Instructiva y esperanzadora forma de afrontar esta cuestión. Maite.

  2. Apoyo a Patri están chulisimos para mi el que mas me gusta es el de la vida y las preguntas, cuando pongas uno nuevo avísanos a toda la clase, que estoy impaciente de leerlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s