Llegará el día

Sirva para alimentar la esperanza

Llegará el día en que tu sueño se hará realidad, conseguirás las cosas que quieres, que deseas, que anhelas. Llegará el día en el que todo el esfuerzo cobrará sentido y el resultado será el brillo de tu trabajo realizado. Llegará el día en el que las noches sin dormir, las lágrimas de desesperación, las incertidumbres caprichosas, la búsqueda de orientación, las conversaciones confidentes, los silencios reveladores, el lento pasar de las horas, la batalla con los nervios guerreros, las ilusiones en recipientes pequeños, los tropiezos que parecían definitivos, la lucha constante por conseguir llegar a la meta se consolidará con el objetivo que estabas buscando.

Llegará el día en el que el presente será el futuro. Será un momento de culminación de dudas, de miedos. El camino largo pide un esfuerzo mayor, pide una entrega apasionada, pide una fuerza mental contra un cortoplacismo que nos limita, nos encorseta, nos reduce. Llegará el día en el que tu cuerpo sentirá la satisfacción de saber que los largos pasos dirigidos en la penumbra de un futuro incierto, conseguirán encontrar la senda deseada, senda que nos llevará de una forma sencilla, humilde y silenciosa, hacia el tesoro que tanto esperamos. Será entonces cuando las lágrimas quieran ver lo conseguido y saldrán a besar nuestras mejillas y a abrazar nuestros ojos con toda su fuerza felicitándonos por el camino recorrido, por el esfuerzo entregado, por la pasión invertida.

Llegará el día en el que la Justicia aparecerá ante nuestras almas y querrá entregarnos el presente que nuestro corazón pide a gritos cada mañana cuando se levanta y cada noche cuando se acuesta. Llegará el día en el que no nos importará las horas entregadas en un pasado que tenía como Estrella de Oriente nuestro proyecto de vida. Llegará el día en el que la felicidad se escribirá con mayúsculas en todos los poros de nuestra piel y una sonrisa querrá ser testigo directo de todos los segundos vividos a partir de ese momento.

Llegará el día en el que conseguirás lo que te propongas, pero para ello no debes de abandonar la batalla que empezaste, no debes tirar la toalla frente a la adversidad, no debes dejarte vencer por los enemigos que siempre nos quiere bloquear nuestro quehacer. La pereza querrá atarnos a la cama, el sueño nos cantará la nana que nos llevará a sus brazos, el excusa, con su elegante oratoria, nos tratará de convencer que es mejor dejar para mañana lo que podamos hacer en ese momento y lo urgente será el inquisidor que encierra en las catacumbas más profundas lo que realmente es importante, pero debes ser fuerte, valiente y decidido.

Recuerda siempre una cosa…..llegará el día.

Sigue caminando y llegarás.

Anuncios

2 Respuestas a “Llegará el día

  1. Son preciosos Javi, la verdad es que se ve que te los curras muchísimo, me encantan, un besito de todos los de tu tutoria.

  2. Me Gustan, me gustan las reflexiones, sigue haciéndolas así de chulas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s